Casa JP

¿CÓMO ORGANIZAR UNA VIVIENDA EN UNA PARCELA CON GRAN PENDIENTE?

Este era el principal condicionante y a la vez la herramienta que organiza éste proyecto. Finalmente, la vivienda se sitúa en lo más alto de la ladera, pegada al lindero norte lo máximo que permiten los retranqueos y con los principales vistas enfocadas al sur y al este, desde las terrazas gemelas de la planta primera se puede ver toda la cornisa de Madrid.

+

Esta estrategia se convierte en un factor bioclimático de primer orden por dos motivos, por una parte, al establecer un patio a norte, fresco y resguardado, disponemos una bolsa de aire lista para incorporar a la vivienda en los momentos de más calor, y por otro, genera una bonita pradera a sur llena de especies vegetales. En ella se dispone una piscina de agua turquesa, elementos dedicados al descanso y al entretenimiento, incorporando a la casa frescura, suaves temperaturas, olores, reflejos, vistas y actividades.

Los volúmenes se cierran con paneles prefabricados estructurales de madera contralaminada, los cerramientos y tabiques se convierten entonces en el soporte del edificio, prescindiendo de pilares u otros elementos que condicionan una distribución más rígida. La volumetría de conjunto se define por una pieza puente que se posa sobre otros dos volúmenes más pequeños. Esta colocación influye en el diseño y en la organización de obra. Al colocar este volumen puente entre los dos inferiores, se abre un gran paso en planta baja, de orientación norte-sur, que se destina al espacio principal de la vivienda, permitiendo que se abra completamente y hacer del interior un exterior. A la vez, supone el mayor reto estructural porque significaba colocar a 3 metros de altura un panel de más de 3000 kg de peso desde una superficie con gran pendiente, para conseguirlo toda la fachada sur se comporta como una gran viga.

En planta baja se organizan los usos más domésticos y la habitación principal, en planta alta un espacio privado totalmente independiente con zonas de descanso y estar a la que se accede por una escalera de peldaños volados de madera de eucalipto. Bajo la escalera y separando lo público de lo privado se dispone un frente oculto de listones madera natural que desdibuja el paso y convierte el umbral en un pequeño juego del escondite. Espacios muy accesibles y cómodos, acabados blancos, texturas de madera y flores en todas las perspectivas dan calidez y luz al día a día.

Interiorismo: BATAVIA · Fotografías: Silvio Posada, Clara Farinella

También te puede interesar...

Proyecto de arquitectura casa mar de encinas

miniatura - vista general del exterior Casa XY, Arquitectura en madera

Proyecto arquitectura hoteles san miguel salinas

Proyecto arquitectura casa c 51


error: